Más fruta y verdura en los comedores vascos

Post

Los comedores escolares en los centros públicos de Euskadi incluirán más fruta y verdura en sus menús, reducirán la cantidad de sal e incluirán pan integral al menos una vez por semana. El Gobierno vasco acaba de aprobar una partida de más de 192 millones de euros para contratar el servicio de elaboración de comidas los próximos dos cursos, en el que se incluyen nuevos requisitos destinados a mejorar la nutrición de los escolares y el respeto al medioambiente.

Los pliegos con las condiciones a cumplir recogen las propuestas incluidas en el marco del ‘Plan de Iniciativas para una Alimentación Saludable en Euskadi’. Los menús deberán incluir fruta como postre cuatro días a la semana, en lugar de las tres actuales, e incrementar la cantidad de verduras y legumbres así como de las guarniciones vegetales en los platos. Los derivados cárnicos pasteurizados desaparecerán de los comedores de los colegios y se incluirá pan integral al menos una vez por semana, para incrementar el aporte nutricional de fibra que reciben los niños. Además, en la elaboración de los platos se deberá reducir un 20 % la sal.

Los requisitos que marca el Gobierno vasco, además de exigir los habituales planes de gestión de residuos, reducción de agua, energía o uso de envases, incluyen un nuevo criterio para valorar las ofertas presentadas por las empresas, el de ‘alimentos ambientalmente mejores’. Entre ellos se incluyen los de «sostenibilidad local», que minimizan el impacto medioambiental y el coste de ciclo de vida; los de producción ecológica, con certificación según el reglamento europeo; o los de bienestar animal y pesca sostenible.

Estos aspectos vinculados a la calidad de los productos que se utilizan adquieren un mayor peso a la hora de la valoración de ofertas, ya que suponen hasta un 60% de la puntuación asignable. El criterio del precio se ha reducido a un 40%.

Una demanda de las familias

Introducir alimentos más sanos en las dietas de los escolares es una demanda de las familias vascas desde hace años. La federación de agrupaciones de padres y madres de la escuela pública ha emprendido numerosas campañas para lograr una alimentación saludable. Las familias planteaban en sus peticiones el incremento de frutas y verduras, la reducción de alimentos procesados y grasas, junto con el empleo de productos de cercanía y la instalación de cocinas en los propios centros de enseñanza.

La duración de los contratos que va a adjudicar el Gobierno vasco será de 20 meses (sin contar los meses de julio y agosto), con posibilidad de prórroga. Estas condiciones marcadas por el Ejecutivo llegan después de que el pasado octubre el Parlamento vasco instará a Educación a elaborar una nueva normativa para «garantizar la calidad del servicio» y el «control» sobre estos contratos. La Cámara abrió una investigación tras el fraude detectado en Euskadi, por el que siete empresas de catering pactaron durante una década los precios del servicio y se repartieron el mercado. El fraude generó un sobrecoste de 70 millones, que supuso un quebranto económico para las arcas públicas y las familias. La sanción que les impuso el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco fue de 7,4 millones.

Actualmente en el País Vasco hay 515 comedores de gestión directa del Gobierno vasco, en los que diariamente se sirven cerca de 94.000 menús, entre el alumnado de las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria. Ofrecen una gran variedad de comidas, desde diferentes menús vegetarianos, hasta los específicos para niños alérgicos o los que precisan una dieta por otros motivos de salud.

Fuente: Más fruta y verdura en los comedores vascos (14/07/20 EL CORREO)